Me acabo de dar una relajante y fresca ducha. Es lo que más me gusta del verano, cuando salgo de la bañera y noto las frías gotas caer sobre mi piel.

Estiro mi mano para coger la blanca e impoluta toalla, comienzo a secarme. A partir de ahí pasarán unos minutos hasta volver a sudar de nuevo, pienso que con un poco de suerte las temperaturas bajarán durante la noche y que al acostarme, seguiré igual de fresco.
Me paso la toalla por la cabeza, froto fuertemente mi pelo para escurrirlo al máximo y, casi al acabar, distingo entre el tejido blanquecino y húmedo una cucaracha que me saluda.

Todos los derechos reservados. Copyright 2018.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Alejo Pérez Fernández .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.