El pasado 20 de noviembre fuimos a París a ver el concierto de The 69 eyes ya que tocaban en dicha ciudad y de teloneros estaban nada más y nada menos que Lacrimas Profundere que han vuelto a la carga tras un periodo de cambios.

¿Y fuimos a París solo a ver esos grupos? No, el ir a verlos fue la excusa pero eso quizá os lo cuente en otra ocasión. Hoy hablaremos de música y experiencias.

La gran sorpresa de la noche

Con el caso de Lacrimas Profundere te das cuenta que lo que importa es el grupo, el proyecto y sus canciones y que el cantante en muchos casos se puede sustituir por otro y que no tiene por qué ser eso una experiencia traumática, para nada. Puede incluso ser mejor, darle un aire fresco a la banda y resucitar y encaminar lo que estaba perdido. Lo que claro, para eso el líder del grupo no puede ser el cantante porque si no, es más complicado quitarlo y poner a otro y seguir como si nada.

¿Y por qué Lacrimas Profundere fueron teloneros si llevan desde el 95 con su música? Pues porque han vuelto a comenzar desde cero, ha sido un nuevo renacimiento y claro, toca ir poco a poco, abriéndose paso por donde puedan. De todas formas, gracias a eso pudimos ver a dos grupazos por el precio de 1. Y encima son super cercanos y estaban ahí al lado del puesto de merchandising para hablar con los fans y hacerse fotos. En cambio 69 eyes, que normalmente son cercanos, les costó un poco más estar con sus seguidores y quedarse quietos en un mismo lugar. De hecho iban de aquí para allá y cuando los parabas te ponían cara de pocos amigos así que no pudimos conseguir la dichosa foto con ellos. Y no, no me va eso de tener que insistir y comerles la oreja para ganarme una foto de superfandelamuerte. Viajamos hasta allí para verlos y no nos apetece tener que rogarle a nadie. En cambio con Lacrimas Profundere no hubo problema en hacernos una foto (o varias) como podemos ver a continuación:

Perdón por la calidad de la foto pero es que solo nos hicieron una y con la poca luz que había pues eso…

Al acabar su concierto, paré al guitarra y líder de la banda para felicitarlo y decirle lo increíble que había sido ese reinicio del grupo y me lo agradeció cordialmente. Buenos tipos y buen grupo. Y cuando pude hablar con el cantante le dije que era el que mejor lo hacía de todos los que habían estado en el grupo (en su puesto, claro). Y es que no todo es cantar sino que lo es la actitud que tengas en el escenario y la imagen que proyectes y la verdad es que lo vivía como si hubiese estado toda la vida en Lacrimas Profundere.

En cuanto a las canciones que tocaron en el poco tiempo que estuvieron sobre el escenario, destaco las más famosas y que más quería escuchar ya que nunca los había visto en directo. Y el momento que tocaron mi queridísima The letter (que el cantante dijo que era de sus favoritas) fue para enmarcar.

Aquí una de las canciones clásicas suyas que grabé y subí a mi IGTV:

THE 69 EYES

Por otra parte, los 69 eyes estuvieron geniales sobre el escenario y tocaron casi todos sus temas más famosos. Lo que siempre me quedo esperando que toquen Stolen season y al final nada. Entiendo que no es de las canciones más populares pero ese tema en cuestión, realmente me llega. También me gusta mucho la de Wrap your troubles in dreams, Red y Velvet touch (y que tampoco tocaron). Al menos Wasting the dawn sí que la pude escuchar en directo, que es de las más famosas y clásicas.

Y como era de esperar, tocaron casi todas las canciones del nuevo disco, que es un buen álbum pero con la dilatada trayectoria que tienen, es complicado sacrificar algún que otro tema de sus anteriores discos. Eso sí, tocaron las archiconocidas… Bueno, mejor lo veis en la foto, que para eso la saqué 😉

Aquí os dejo con una de las canciones de ellos que grabé en el concierto y que luego subí a mi IGTV:

Merchandising

Hablando de merchandising o productos comerciales (como dicen que hay que nombrarlos en castellano), opté por comprar la camiseta de Lacrimas Profundere ya que el diseño me gustó más que las de los 69 eyes. Sí, cuestión de gustos pero también es que Lacrimas Profundere supieron venderlo mejor ya que el cantante llevaba la camiseta que justamente me compré luego ¿casualidad? No lo creo. En muchos casos, al haber visto un concierto y haberte emocionado con lo vivido, hace que quieras adquirir algo relacionado con dicha experiencia y si todo el tiempo veías ese diseño, lo asocias directamente al grupo y quieres hacerte con él. Normalmente los miembros de las bandas de música llevan camisetas de otros grupos y eso creo que es un error si luego venden su propio merchandising a la salida. La mejor forma de vender algo es llevarlo puesto. Y más si eres un grupo.

Eso sí, de 69 eyes compramos el nuevo disco en su edición CD + Blu-ray con el especial de los 30 años que llevan sobre los escenarios. Sí, los vampiros de Helsinki llevan 30 años tocando aunque en todo este tiempo han ido evolucionando (y mejorando) su estilo hasta ser lo que son hoy en día. Nacieron como un grupo de sleaze rock hasta acabar en el gothic rock.

Y para finalizar con este apartado, deciros que al fin me tocó algo de lo que lanzaron hacia el público. Hubo un momento en el que el guitarra de 69 eyes, Bazie, se puso a lanzar púas hacia la gente y en un momento dado, iba a lanzar una de ellas más lejos y se le cayó justo a mi lado (en la esquina izquierda de la primera fila) y, al verla, estiré mi brazo y la cogí. Al fin algo de recuerdo y de un grupo que amo. Aquí la foto:

La púa que conseguí, por delante y por detrás.

El lugar

Esta vez la sala elegida fue el O’Sullivans Backstage By The Mill situada al lado del famoso Moulin Rouge de París. Un buen lugar para ver directos lo que eso sí, la sala de conciertos está al fondo (realmente el bar se llama O’Sullivans y la sala es el Backtage By The Mill). Por cierto, en este mismo lugar tocaron los Twin Temple a principios de año (y nosotros los vimos el 12 de abril en Londres). Pulsa aquí para leer mi experiencia del concierto de ellos.

Volviendo al concierto de 69 eyes y Lacrimas Profundere, destaco que la mayor parte del público no parecían los típicos que van a ver esa clase de grupos. Incluso había gente de edad avanzada o que parecían padres de familia numerosa (o no). Eso le da más valor al concierto ya que se ve que los seguidores de estas bandas son auténticos y los siguen desde hace muchos, muchos años y no se mueven por modas, como pasa con la mayoría de grupos actuales, que los sigue gente por su edad, su apariencia «atractiva» y porque es lo que les meten los medios masivos en la cabeza.

Por último, destacar que el sonido fue muy bueno y que las voces se escucharon a la perfección (o casi, vale, pero es que en la mayoría de directos a los que peor se les oye es a los cantantes).

Y poco más, hasta ahí lo que más destaco del concierto de estas dos bandas.

Un placer y nos leemos en siguientes entregas de esta web oscura, como tu corazón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Alejo Pérez Fernández .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.