Siempre he sido fan de los grupos que no son muy conocidos pero no por ello menos interesantes. Y me da pena cuando uno de estos grupos se extingue por falta de ganas o fuerzas de sus componentes o porque no tienen suficiente público. Las razones son diversas. Os puedo asegurar que no todos los grupos me apasionan y cuando lo hacen no suelen ser los grupos mainstream que todo el mundo sigue. Justamente la mayoría de grupos que más me han gustado a lo largo de los años ya no existen y eran grupos locales.

Hoy os voy a hablar del grupo de Satanic Doo-Wop Twin Temple, que fuimos a ver a Londres con motivo de su gira por Europa ya que son de Los Angeles y normalmente tocan por Estados Unidos. Nada más enterarnos que venían a Europa (a Francia, Países Bajos e Inglaterra) compramos los billetes de avión, la reserva en un hotel cerca del lugar del concierto y las entradas. Era lo mínimo que podíamos hacer siendo fans de Twin Temple y teniéndolos tan a mano.

El escenario antes de que subiera el grupo a tocar

Y la verdad es que la experiencia no pudo ser más fructífera e interesante ya que además de dar un concierto impecable y tocar durante casi una hora, cuando todo parecía que había acabado nos dimos cuenta que la mayoría de los allí presentes estaban haciendo cola cerca de la entrada de la sala para conocr a los dos miembros principales del grupo y hacerse unas fotos con ellos. Os puedo asegurar que eso no es lo normal en grupos conocidos o menos conocidos. Y es de agradecer. Aunque en el fondo no me extraña que lo hagan porque es un grupo con una fuerte carga emocional por lo que cuentan en sus letras, lo que expresan y el amor que ponen en todo lo que hacen.

Tras esperar que pasase la mayor parte de la gente para poder conocerlos acudimos a la cola que ya se iba extinguiendo y llegó el momento de la noche. Os puedo asegurar que son gente super cercana, humilde y atenta. Y eso no es algo que puedas esperar al 100% que ocurra. En ese caso todo se unificó en una experiencia musical perfecta tanto antes como después y nos hicieron sentir que realmente había valido la pena viajar hasta allí y no éramos un simple público pagando una entrada y merchandising. Estuvimos hablando con ellos durante unos minutos sobre varios temas e incluso pude decirle un par de frases en castellano a la cantante que confesó que le gustaría mucho venir a España con su grupo. Tras la breve conversación (de la que no desvelaré demasiados detalles porque es sobre mi vida privada) nos hicimos la foto en grupo y nos despedimos con una sonrisa de oreja a oreja sintiendo que la autenticidad se lleva siempre, hagas lo que hagas y se nota que ellos practican lo que dicen dentro y fuera del escenario.

La foto que nos hicimos con los principales miembros del grupo tras hablar un rato con ellos. Como eran varias fotos mi smartphone hizo un GIF con ellas y aquí está el resultado.

Musicalmente hablando son una auténtica pasada pese a que el sonido nunca es perfecto en ninguna sala y que a veces la voz puede distorsionarse un poco. Aún así el show que dan tanto musical como de rituales es para enmarcar y lo que transmiten con sus letras, sus movimientos y miradas es único. No levantas tu brazo haciendo el cornuto porque sí, lo haces con convicción, con sentimiento y sintiendo que formas parte de algo que va más allá de un grupo de música. Y por supuesto, la líder sabe expresar muy bien lo que dice en las letras, esa carga y poder feminista que a todos los allí presentes nos hacía erizar el vello de nuestros brazos y corear al unísono los estribillos. Como último puedo destacar la canción I’m wicked que en directo la mejoran muchísimo por los cambios que introducen con los instrumentos y con la voz. Para mí fue el tema de la noche.


Como reflexión final puedo decir que Twin Temple te enseña que hay vida más allá de un concierto o unas canciones bien ejecutadas y te dejan con un mensaje que solo tú sabes qué tienes que hacer cuando llegues a tu casa y vivas tu día a día. Y sobre todo (y no sé si solo me ocurre a mí), te hacen creer que los grupos pueden ser auténticos fuera del escenario y no solo una careta y una apariencia fugaz que se diluye cuando llegan a su casa o cuando no los ve nadie.

Hail Twin Temple.

Como regalo final os dejo con un vídeo que grabé en el concierto y que luego subí en mi IGTV:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Alejo Pérez Fernández .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.