Navegábamos en la carcomida canoa, contemplando aquel espectacular lago, navegábamos observando aquellas aguas, tan tranquilas, misteriosas y oscuras. Miramos hacia atrás y vimos en la lejanía